Vitamina E para protegernos de los daños por el sol

Vitamina E para protegernos de los daños por el sol

Vitamina E

La vitamina E es un nutriente liposoluble que tiene las siguientes funciones: + Es un antioxidante: Eso significa que protege el tejido corporal del daño causado por sustancias llamadas radicales libres. Los radicales libres pueden dañar células, tejidos y órganos. Se cree que juegan un papel en ciertas afecciones relacionadas con el envejecimiento. + El cuerpo también necesita vitamina E para ayudar a mantener el sistema inmunitario fuerte frente a virus y bacterias. La vitamina E también es importante en la formación de glóbulos rojos. Ayuda al cuerpo a utilizar la vitamina K. También ayuda a dilatar los vasos sanguíneos y a impedir que la sangre se coagule dentro de ellos. + Las células usan la vitamina E para interactuar entre sí: Les ayuda a llevar a cabo muchas funciones importantes.

Beneficios de la vitamina E

  • La vitamina E protege nuestro organismo de los radicales libres que causan la degeneración de los tejidos, por ello ha sido asociada a la juventud y belleza de la piel. Esta vitamina se puede aplicar directamente sobre la piel con sus cápsulas, para combatir el envejecimiento y las arrugas, aunque debe estar aconsejado por un profesional de la salud.

  • Es cicatrizante y aumenta la producción de células de defensa, por lo tanto ayuda a combatir infecciones. Además, es liposoluble, se pueden disolver en grasas y aceites. Un equipo científico alemán encontró una nueva herramienta para que las personas tengan más protección contra los cada vez más virulentos rayos del sol. Descubrió que la vitamina E potencia el efecto de otros protectores solares y fortalece la condición de la piel para que se enfrente mejor a las radiaciones. Es la primera evidencia clínica sobre esta posibilidad.

Fuentes de vitamina E

Los alimentos que contienen vitamina E son: + Los aceites vegetales como, el trigo, el girasol, el maíz o la soja.
+ Los frutos secos (como maníes, avellanas y, en especial, almendras) y las semillas (como las semillas de girasol) también se encuentran entre las mejores fuentes de vitamina E. + Las hortalizas de hojas verdes (brócoli o espinaca).

Lic. en Nutrición

  • Julieta Caramuti M.N.3043

  • Natalia Vincent M.N.3245

Artículo anterior Próximo artículo

  • GNC Live Well
Comentarios 0
Dejar comentario
Tu Nombre:*
email:*
Mensaje: *
* Campos Requeridos